La capacitación del personal, un factor determinante del éxito

Elaborado por: IQI Jackeline Mateos


Hoy en día el mundo laboral exige mayor competitividad en los puestos de trabajo. Sin embargo, la empresa juega un papel importante en el desarrollo de los colaboradores para su crecimiento personal y profesional. Es así que de acuerdo con datos del INEGI el promedio de inversión en capacitación de las empresas al personal es solo del 12.6% en México, esto enciende un foco rojo al cual se debe prestar principal atención. Pero ¿Cuál es la finalidad de la implementación de programas de capacitación y cuál es el beneficio para ambas partes?


Por un lado, las empresas deben proporcionar las herramientas necesarias tanto técnicas como de carácter físico para el desarrollo eficiente y eficaz de las actividades diarias de cada integrante de la organización, pero capacitar implica ir más allá cuando evaluamos los beneficios:


1. Eficiencia en procesos y procedimientos

2. Reducción de accidentes laborales

3. Identificación y alineación de los colaboradores con los objetivos de la organización

4. Mejora en la comunicación efectiva entre las diferentes jerarquías

5. Motivación del personal


De esta forma, podemos enlistar un sinfín de preeminencias que se suman a la cadena de valor y que por otra parte ofrece a los colaboradores la posibilidad de desvelar habilidades y aptitudes que permitan ampliar su panorama para la toma de decisiones y resolución de conflictos. Asimismo, fomenta la iniciativa y aumento en la productividad.


Por tal motivo, dentro del marco legal en la constitución política de los estados unidos mexicanos el artículo 123 marca que. -Toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil.-; y que con base al artículo 132, fracción XV.- Proporcionar capacitación y adiestramiento a sus trabajadores; esta gran labor recae en la comisión mixta de capacitación, adiestramiento y productividad de cada empresa conformada por más de 50 empleados, quienes vigilarán y mejorarán los sistemas de capacitación. Pero en empresas de menor tamaño, contar con un plan de capacitación para su personal, sugiere un impacto positivo tan grande como el de una empresa macro.


Nos encontramos en una época de constantes cambios, mismos que nos impelen a seguir preparándonos dentro y fuera de las organizaciones. Por último, exhortar a las organizaciones a fomentar esta práctica y a los colaboradores a participar en ellas, porque “el desarrollo de nuestra empresa se sustenta en el desarrollo de todo el personal”.



22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo