Plantas alimenticias y la calidad del vapor en sus procesos. ¿Ya conoces el marco normativo?

Actualizado: jul 30

Por IQI Jackeline Mateos


Phil Crosby dijo que "en un verdadero enfoque de cero defectos no existen cosas sin importancia" y es que en la industria alimenticia la calidad del vapor en los procesos es crucial para prevenir de sustancias que puedan afectar las características del producto final o causar algún daño al consumidor que ponga en tela de juicio la reputación de la empresa y el control en sus procesos. Es por ello, que cuando hablamos de vapor en la industria alimenticia, nos referimos a todo el conjunto de variables que conlleva, desde las buenas prácticas de acuerdo a NOMs hasta procedimientos de validación del vapor, sea este contacto directo o indirecto con alimentos, independiente a que cuenten con trampas de vapor antes de los puntos de uso. ¿Pero cuál es su propósito en general, si el vapor generado no debe arrastrar ninguna partícula proveniente de la caldera?

En condiciones ideales, el vapor no arrastra ninguna sustancia proveniente de la caldera, incluyendo producto químico, pero todo esto se logra en base a diversos aspectos tanto operativos como de mantenimiento ¿y qué pasa cuando no es así?.

Para ello encontramos en el mercado a proveedores que cuentan con certificaciones en sus productos químicos que garantizan que en condiciones no ideales no se ponga en riesgo el producto final o la integridad del consumidor, por tal motivo la organización NSF es la única autoridad que otorga los registros G6 y G7 a los productos químicos de proveedores que en base sus formulaciones califiquen para estas dos categorías (contacto directo e indirecto del vapor con alimentos) y que permitan su uso de forma segura, lamentablemente en México nos encontramos en una cultura de poco cumplimiento y conocimiento de estas normas dictadas por las autoridades pertinentes y peor aun, hemos tenido el infortunio de encontrar proveedores que falsifican sus registros para obtener el cliente, poniendo en riesgo los procesos de este, o por el otro lado, proveedores que cuentan con registros NSF que no corresponden a las categorías para vapor y que se venden como tal, todo esto, además de ser un acto ilícito que debe ser sancionado, el cliente debe tener el conocimiento para verificar la vigencia de los registros y que correspondan al uso del vapor en la industria alimenticia. Cualquier otro registro emitido por otra organización es considerado no válido para uso en plantas de este ramo sino cuentan con el registro NSF.

¿Cuál es su propósito? verificar que los componentes no sean dañinos o tóxicos en x porcentaje en caso de contacto accidental con el alimento, por arrastre en la caldera a los puntos de uso del vapor. Por ello, si te desarrollas en esta industria, es importante que tengas conocimiento de los registros que aplican para productos químicos y cuando un proveedor te ofrezca sus servicios, puedas comprobar la veracidad de lo que te dice, aquellos proveedores que ya cuentan con estos registros, es porque los componentes de sus productos pasaron en promedio de 6 a 12 meses siendo sometidos a diferentes pruebas, dando lugar a productos con mayor calidad, asimismo si un proveedor no cumple con lo que dice, entonces es importante que tomes las medidas correspondientes, porque esto puede poner en riesgo tus procesos y por ende la calidad en tus productos o a tus consumidores.

¿Y tú, estás seguro de que tu proveedor cumple con los requisitos para tratar tus equipos?